SINDROME DEL OJO PEQUEÑO O MICROFTALMIA

El síndrome de ojo pequeño o Microftalmia es un trastorno en el cual uno o ambos ojos del bebé recién nacido son subdesarrollados.

Síndrome del Ojo Pequeño, conocido médicamente como microftalmia, es una condición observada en el 11% de los niños ciegos.

La longitud axial normal de los ojos en los humanos recién nacidos y adultos es de aproximadamente 17 y 23,8 mm, respectivamente. En este trastorno, los globos oculares son anormalmente más pequeños con una longitud axial de menos de 21 mm en los adultos. En las condiciones extremas, uno o ambos ojos están totalmente ausentes, esta condición se conoce como anoftalmia.

Las condiciones que aumentan el riesgo de microftalmia son la edad materna mayor de 40 años, bajo peso al nacer y el nacimiento prematuro.

Causas del síndrome del ojo pequeño

Varios factores genéticos, que afectan el desarrollo temprano de los ojos, se encuentran para ser responsable de esta condición. Ciertos factores ambientales también pueden contribuir a la condición.

Factores Genéticos

La condición puede ser heredada de un padre afectado por genes o cromosomas defectuosos o mutados.

Factores ambientales: Los factores ambientales que podrían resultar en el desarrollo de los pequeños ojos son:

  • La exposición a los productos químicos y toxinas dañinas durante el embarazo
  • La exposición a radiaciones nocivas como los rayos X
  • Las infecciones durante el embarazo como la rubéola
  • La deficiencia de vitaminas durante el embarazo, especialmente vitamina A

Características clínicas del síndrome del ojo Pequeño

Los niños con microftalmia presente con alteraciones visuales y discapacidades de aprendizaje.

Los niños y los adultos también pueden tener otros problemas como cataratas (opacidad del cristalino del ojo), glaucoma (aumento de la presión del líquido del ojo), y colobomas (falta de piezas del tejido del ojo).

Diagnóstico del síndrome de ojo Pequeño

Síndrome del ojo pequeño se diagnostica en periodos:

Pre natal y el examen post natal del niño. Medición del diámetro de la córnea también ayuda en el diagnóstico.

Las pruebas de imagen como la ecografía, la TC y la RM de exploración se utilizan para estudiar el tamaño del globo ocular. El ultrasonido se puede utilizar para diagnosticar la condición incluso antes del nacimiento.

 El análisis genético se realiza para detectar genes defectuosos o cromosomas anormales. La prueba se puede realizar antes del nacimiento también.

El tratamiento del síndrome de ojo pequeño

El tratamiento del síndrome de ojo pequeño se encaminará a mejorar la visión existente en el ojo afectado por el fortalecimiento de los tejidos del ojo. Esto ayuda en la prevención de la ceguera completa en cierta medida. Tratamiento de intervención temprana ayuda a mejorar el desarrollo general de los ojos del niño afectado.

La cirugía se recomienda por lo general, tanto para fines correctivos y estéticos.

Las prótesis a veces se utilizan para estimular el crecimiento. Los parches pueden usarse sobre el ojo sano para estimular la visión en el ojo afectado también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ThreeFast.com - Una Vision Diferente