Otitis Externa

La otitis externa, también llamada oído de nadador es una inflamación, irritación o infección del conducto auditivo externo. El oído de nadador es causado por hongos o bacterias. El agua que queda atrapada en el canal auditivo (al nadar, por ejemplo) puede proporcionar una fuente para el crecimiento de bacterias y hongos.

Causas:

Muchos factores diferentes pueden aumentar las probabilidades de desarrollar el oído del nadador de su hijo. Como su nombre lo indica, uno de los factores es la humedad excesiva como cuando se nada, aunque puede producirse sin nadar. Otras posibles causas de esta infección incluyen las siguientes:

·            Estar en lugares cálidos y húmedos

·            Limpieza fuertes del canal auditivo

·            Traumatismo en el canal auditivo

·            Piel seca del canal auditivo

·            Cuerpo extraño en el canal auditivo

·            El exceso de cerumen (cera del oído)

·            Eccema y otras formas de dermatitis

 

Síntomas:

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la otitis de nadador. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

·            Enrojecimiento del oído externo

·            Comezón en el oído

·         Dolor, especialmente al tocar o mover el lóbulo de la oreja, que puede extenderse a la cabeza, el cuello o el lado de la cara

·            Secreción del oído

·           Glándulas inflamadas en la parte superior del cuello o alrededor del oído

·            Canal auditivo hinchado

·            Audición apagada o de la pérdida de audición

·            Completa o enchufado con la sensación en el oído

·            Fiebre

Los síntomas de la otitis de nadador pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

Diagnóstico:

El oído de nadador puede diagnosticarse con una historia médica completa y un examen físico realizado por el médico de su hijo. Él o ella pueden utilizar un otoscopio, un instrumento con una luz que ayuda a examinar el oído y para ayudar en el diagnóstico de trastornos del oído. Esto ayudará al médico de su hijo si hay también una infección en el oído medio, llamada otitis media. Aunque esta infección no se produce normalmente con la otitis de nadador, algunos niños pueden tener ambos tipos de infección.

El médico de su hijo también puede tomar un cultivo del drenaje del oído para ayudar a determinar el tratamiento adecuado.

Tratamiento:

El oído de nadador, cuando la trata correctamente un médico, normalmente desaparece entre siete a 10 días. El tratamiento específico de la otitis del nadador será determinado por el médico de su hijo basándose en:

·            La edad de su hijo, la salud general y su historia médica

·            La gravedad del trastorno

·            La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias

·            Las expectativas para la evolución del trastorno

·            Su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir

·            Gotas óticas con antibióticos

·    Gotas para los oídos corticosteroides (para ayudar a disminuir la hinchazón)

·            Medicamentos para el dolor

·            Mantener el oído seco, según lo indicado por el médico de su hijo

 

Prevención de la otitis de nadador

Los siguientes son algunos consejos para ayudar a prevenir la otitis externa:

·            Use tapones para los oídos para nadar o bañarse.

·            No limpie de forma agresiva el canal auditivo de su hijo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Revisión y corrección:

Dr. Otálora García Jesús Alejandro (médico cirujano)

Dra. Zerda Condori Arely Vianka (médico cirujano)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *