Meningococcemia

La meningococcemia es una aguda infección y potencialmente mortal del torrente sanguíneo.

Causas

Es causada por una bacteria llamada Neisseria meningitidis. La bacteria que vive con frecuencia en las vías respiratorias altas de una persona sin provocar signos visibles de enfermedad. La bacteria se puede transmitir de persona a persona a través de gotitas respiratorias por ejemplo: Uno puede resultar infectado si está cerca de una persona con la enfermedad cuando estornudan o tosen.

Los familiares y los de cerca expuestos a alguien con la enfermedad tienen un mayor riesgo. La infección se presenta con mayor frecuencia en invierno y principios de primavera.

Síntomas

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Irritabilidad.
  • Dolor muscular.
  • Náuseas.
  • Erupción con manchas rojas o púrpuras (petequias).

 Síntomas posteriores:

  • Cambio del nivel de conciencia.
  • Grandes áreas de sangrado bajo la piel (purpura).
  • Choque.

Diagnóstico

  • Hemocultivo.
  • Conteo Sanguíneo completo con diferencial.
  • Estudios de coagulación ( PT , PTT )

 Otros exámenes son:

  • Puncion Lumbar para obtener una muestra de líquido cefalorraquídeo para cultivo de LCR.
  • La Biopsia de la piel y tinción de Gram.
  • Análisis de Orina.

Tratamiento

La meningococcemia es una emergencia médica. Las personas con este tipo de infección a menudo son ingresadas ​​en la unidad de cuidados intensivos del hospital, donde son monitoreados de cerca. La persona puede ser colocada en aislamiento respiratorio durante las primeras 24 horas para ayudar a prevenir la propagación de la infección a otras personas.

Los tratamientos pueden incluir:

  • Los antibióticos por vía intravenosa (IV), dado inmediatamente.
  • Soporte respiratorio.
  • Los factores de coagulación o la sustitución de plaquetas.
  • Líquidos por vía intravenosa (IV).
  • Los medicamentos para tratar la presión arterial baja.
  • Cuidado de heridas para áreas de piel con coágulos sanguíneos.

 Pronóstico

El tratamiento oportuno da un buen resultado. Cuando se presenta shock, el pronóstico es más incierto.

La condición es más mortal en aquellas personas que padecen:

  • Coagulopatía intravascular diseminada (CID).
  •  Insuficiencia renal.
  • Choque.

Complicaciones

  • Artritis
  • Coagulopatía intravascular diseminada (CID).
  • Gangrena debido a la falta de suministro de sangre.
  • La inflamación de los vasos sanguíneos en la piel (vasculitis cutánea).
  • Miocarditis.
  • Pericarditis.
  • Daño serio a las glándulas suprarrenales que puede conducir a la presión arterial baja (sindoreme de Waterhouse-Fridereichsen)

Prevención

 Se recomiendan antibióticos preventivos para los miembros de la familia y contactos. 

Una vacuna que cubre algunos, pero no todas las cepas de meningococo es recomendado para niños de 11 o 12 años de edad. Un refuerzo se administra a los 16 años. Los estudiantes universitarios no vacunados que viven en dormitorios también deben considerar recibir esta vacuna

Cuándo consultar al médico

Si se presentan síntomas de meningococcemia o si usted ha estado cerca de alguien con la enfermedad

Revisión y corrección:

Dr. Otálora García Jesús Alejandro (médico cirujano)

Dra. Zerda Condori Arely Vianka (médico cirujano)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *