Mal de Parkinson- Paralisis con temblor

Es un trastorno cerebral que lleva a que se presente temblores y dificultad en la marcha, el movimiento y la coordinación.

 Causas

 El mal de Parkinson se presenta con mayor frecuencia después de los 50 años de edad y es uno de los trastornos neurológicos más comunes en los ancianos. Algunas veces, se presenta en adultos más jóvenes y afecta tanto a hombres como a mujeres.

 En algunos casos, la enfermedad es hereditaria. Cuando una persona joven resulta afectada, generalmente se debe a una forma de la enfermedad que es hereditaria.

 Las neuronas utilizan un químico cerebral, llamado dopamina, para ayudar a controlar el movimiento muscular. El mal de Parkinson ocurre cuando las neuronas del cerebro que producen la dopamina se destruyen lentamente. Sin la dopamina, las neuronas en esa parte del cerebro no pueden enviar mensajes apropiadamente, llevando a la pérdida de la función muscular.

 El Parkinson es raro en los niños y puede ocurrir debido a que los nervios no son tan sensibles a la dopamina.

 El término “parkinsonismo” hace referencia a cualquier afección que involucre los tipos de cambios en el movimiento observados en el mal de Parkinson.

Síntomas

Los síntomas pueden ser leves al principio. Por ejemplo, el paciente puede tener un temblor leve o una ligera sensación de que una pierna o pie está rígido y se arrastra. Los síntomas pueden afectar uno o ambos lados del cuerpo y pueden abarcar:

  • Parpadeo lento
  • Estreñimiento
  • Dificultad para deglutir
  • Babeo
  • Alteración del equilibrio y la marcha
  • Falta de expresión facial (como si estuviera usando una máscara)
  • Achaques
  • Dolores musculares
  •  Músculos rígidos o tensos (a menudo comenzando en las piernas)

 Problemas con el movimiento que pueden abarcar:

  • Dificultad para iniciar el movimiento, como comenzar a caminar o pararse de una silla
  • Dificultad para continuar el movimiento
  • Movimientos lentos
  • Pérdida de movimientos pequeños o finos de la mano (la escritura puede volverse pequeña y difícil de leer; comer se vuelve más difícil)
  •  Temblores
  • Generalmente ocurren en las extremidades en momentos de reposo o cuando se extiende el brazo o la pierna
  • Desaparecen durante el movimiento
  • Con el tiempo, se pueden observar en la cabeza, los labios, la lengua y los pies
  • Pueden empeorar cuando la persona está cansada, excitada o estresada
  • Puede presentarse frotamiento del pulgar y dedos de la mano (rodamiento de píldora)
  • Habla más tranquila y lenta
  • Postura encorvada
  • Presión arterial baja al levantarse, sudoración, babeo, falta de control de la temperatura corporal.

Otros síntomas pueden ser:

  • Confusión
  • Demencia
  • Ansiedad, estrés y tensión
  • Desmayo
  • Depresion
  • Alucinaciones
  • Pérdida de la memoria

Examen Físico

El examen de un médico puede mostrar:

  • Dificultad para iniciar o finalizar los movimientos voluntarios
  • Movimientos espasmódicos y rígidos
  • Atrofia muscular
  • Estremecimiento (temblores)
  • Cambios en la frecuencia cardíaca
  •  Reflejos deben ser normales.

Tratamiento

No se conoce ninguna cura para el mal de Parkinson y el objetivo del tratamiento es controlar los síntomas.

Los medicamentos controlan los síntomas principalmente mediante el incremento de los niveles de dopamina en el cerebro. En ciertos momentos durante el día, los efectos provechosos de los medicamentos a menudo desaparecen y los síntomas pueden retornar. Cambios en el estilo de vida que pueden ser provechosos para el mal de Parkinson:

  • Buena nutrición y salud en general, Se necesitan cambios en lo que usted come o bebe si hay problemas de la deglución.
  • Hacer ejercicio, pero ajustando el nivel de actividad para satisfacer los niveles de energía cambiantes.
  • Tener períodos regulares de descanso y evitar el estrés.
  • Fisioterapia, logopedia y terapia ocupacional.
  • Barandas o pasamanos ubicados en las áreas comúnmente usadas de la casa. Otros cambios pueden ser necesarios en el hogar para prevenir caídas y hacer que el baño sea seguro.
  • Dispositivos de ayuda, tales como utensilios de cocina especiales, sillas de ruedas, elevadores, sillas para baños, caminadores y barras en la pared.
  • Trabajadores sociales u otros servicios de asesoría que le ayuden a hacer frente a su enfermedad y obtener asistencia adecuada, como servicios de comidas a domicilio.

La cirugía puede ser una opción para algunos pacientes con mal de Parkinson. Estas cirugías no curan el Parkinson, pero puede ayudar a aliviar los síntomas.

Pronóstico

Sin tratamiento, esta enfermedad empeorará hasta que la persona esté totalmente incapacitada. El mal de Parkinson puede llevar a un deterioro de todas las funciones cerebrales y a una muerte prematura.

La mayoría de las personas responden a los medicamentos. El grado de alivio de los síntomas y por cuánto tiempo puede ser muy diferente en cada persona. Los efectos secundarios de los medicamentos pueden ser severos.

Complicaciones

  • Dificultad para realizar las actividades diarias
  • Dificultad para tragar o para comer
  • Discapacidad (difiere de una persona a otra)
  • Lesiones por caídas
  • Neumonía por inhalar (aspirar) saliva
  • Efectos secundarios de medicamentos

Cuándo consultar al médico

  • Presenta síntomas del mal o enfermedad de Parkinson
  • Los síntomas empeoran
  • Aparecen nuevos síntomas

Asimismo, coméntele al médico acerca de cualquier posible tipo de efectos secundarios de los medicamentos, que pueden abarcar:

  • Cambios en la lucidez mental, el comportamiento o el estado anímico
  • Comportamiento delirante
  • Mareo
  • Alucinaciones
  • Movimientos involuntarios
  • Pérdida de las funciones mentales
  • Náuseas y vómitos
  • Confusión o desorientación severas

 

 

 

 

 

 

 

Revisión y corrección:

Dr. Otálora García Jesús Alejandro (médico cirujano)

Dra. Zerda Condori Arely Vianka (médico cirujano

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *