Mal de Chagas – Enfermedad de Chagas

Es una enfermedad que se transmite por medio de insectos y es común en Centro y Suramérica.

Causas

La enfermedad o mal de Chagas es provocada por el Tripanosoma cruzi, un parásito emparentado con el tripanosoma africano que causa la tripanosomiasis africana o enfermedad del sueño. La enfermedad es propagada por la picadura de los redúvidos o chupasangre y es uno de los mayores problemas de salubridad en América del Sur.

 Factores de riesgo

  • Vivir en una choza donde los redúvidos habitan en las paredes.
  • Vivir en Centro y Suramérica.
  • La pobreza.
  • Recibir una transfusión sanguínea de una persona que porta el parásito, aunque no tenga la enfermedad de Chagas activa.

Síntomas

La enfermedad de Chagas tiene dos fases: la aguda y la crónica. La primera puede presentarse sin síntomas o con síntomas muy leves. Los síntomas pueden ser:

  • Fiebre
  • Sensación de indisposición general
  • Hinchazón de un ojo si la picadura está cerca de éste
  • Área inflamada y enrojecida en el sitio de la picadura del insecto

Después de la fase aguda, la enfermedad entra en remisión y no se presenta ningún otro síntoma durante muchos años. Cuando los síntomas finalmente se presentan, pueden incluir:

  • Problemas digestivos
  • Insuficiencia cardíaca 
  • Dolor abdominal
  • Palpitaciones 
  • Estreñimiento
  • Dificultades para deglutir

Al examen físico se puede confirmar los síntomas. Los signos pueden ser:

  • Miocardipatía
  • Hepatomegalia y esplenomegalia
  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Latido cardíaco irregular (arritmia)
  • Latido cardíaco rápido (taquicardia)

Los exámenes pueden abarcar:

  • Hemocultivo para buscar signos de infección
  • Radiografía del Tórax
  • Ecocardiografía
  • Electrocardiograma (ECG)
  • Enzimainmunoanálisis de adsorción (ELISA) para buscar signos de infección
  • Frotis de sangre periférica para buscar signos de infección

Tratamiento

Se debe tratar la fase aguda y la enfermedad de Chagas reactivada. Asimismo, se debe tratar a los niños nacidos con la infección.

El tratamiento de la fase crónica generalmente se recomienda para los niños y la mayoría de los adultos. Los pacientes adultos deben decidir con su médico si se trata la enfermedad de Chagas crónica.

Se usan dos fármacos para tratar esta infección: benznidazol y nifurtimox.

Ambos fármacos tienen a menudo efectos secundarios, los cuales pueden empeorar en las personas mayores.

Los efectos secundarios pueden abarcar:

  • Dolores de cabeza y vértigo
  • Inapetencia y pérdida de peso
  • Neuropatía
  • Problemas para dormir
  • Erupciones cutáneas

Pronóstico

Alrededor del 30% de las personas infectadas que no reciben tratamiento desarrollarán enfermedad de Chagas sintomática o crónica. Pueden pasar más de 20 años desde el momento de la infección original para que se presenten problemas cardíacos o digestivos.

Complicaciones

  • Miocardiopatía
  • Agrandamiento del colon (megacolon)
  • Agrandamiento del esófago (mega- esófago) con dificultad para deglutir
  • Cardiopatía
  • Insuficiencia cardíaca
  • Desnutrición

Prevención

El control de los insectos con insecticidas y las viviendas que tengan menos probabilidad de tener altas poblaciones de insectos ayudarán a controlar la propagación de la enfermedad.

Los bancos de sangre  examinan a los donantes para verificar una exposición al parásito y se descarta la sangre si el donante resulta positivo.

Cuándo se debe  al consultar al médico

Solicite una cita con el médico si cree que puede tener la enfermedad de Chagas.

 

 

 

 

Revisión y corrección:

Dr. Otálora García Jesús Alejandro (médico cirujano)

Dra. Zerda Condori Arely Vianka (médico cirujano)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *