Diureticos

Declaración de limitación de responsabilidad

La información que aparece en esta sección de medicamentos cardiovasculares fue obtenida de diversas fuentes. La intención es ofrecer información sobre ciertos medicamentos, pero no se incluyen todos los posibles usos, advertencias, efectos secundarios o interacciones con otros medicamentos y con suplementos vitamínicos y herbales. La información no debe considerarse asesoramiento médico para problemas individuales. Por favor, consulte al médico o farmacéutico para obtener instrucciones de uso.

Los diuréticos se denominan a veces «píldoras de agua». Se utilizan para tratar la insuficiencia cardíaca congestiva (ICC), la presión arterial alta (hipertensión) o el edema (retención de líquidos). Los diuréticos también se recetan para ciertos tipos de enfermedades del riñón o hígado.

Mecanismo de acción:

Existen tres clases de diuréticos. Cada clase actúa de manera algo diferente, pero todos los diuréticos reducen la cantidad de sal y líquido en el organismo, lo cual ayuda a reducir la presión arterial.

1. Diuréticos tiazídicos:

Los diuréticos tiazídicos son eficaces para tratar la hipertensión porque reducen la cantidad de sodio y líquido en el organismo. Los tiazídicos son la única clase de diuréticos que dilatan (ensanchan) los vasos sanguíneos, lo cual también ayuda a reducir la presión arterial.

2. Diuréticos ahorradores de potasio:

Los diuréticos ahorradores de potasio se utilizan para reducir la cantidad de líquido en el organismo. A diferencia de los otros diuréticos, estos medicamentos no ocasionan una pérdida de potasio del organismo.

3. Diuréticos de asa:

Los diuréticos de asa actúan sobre los riñones aumentando el flujo de orina. Esto ayuda a reducir la cantidad de líquido en el organismo lo cual disminuye la presión arterial.

Dosis:

Existen diversas clases de diuréticos. La cantidad de medicamento necesario puede variar. Hable con el médico o farmacéutico para obtener más información sobre cómo y cuándo tomar este medicamento.

 ¿Si está tomando otros medicamentos?

Si está tomando otros medicamentos, éstos podrían aumentar o reducir el efecto de los diuréticos. Estos efectos constituyen lo que se denomina una interacción. Asegúrese de decirle al médico todos los medicamentos y suplementos vitamínicos o herbales que esté tomando, para que éste pueda informarle de las interacciones posibles.

Las siguientes son algunas categorías de medicamentos que pueden interactuar con los diuréticos. Como hay tantos tipos de medicamentos dentro de cada categoría, no se indica el nombre de cada uno en la lista. Infórmele al médico de todos los medicamentos que esté tomando, incluso si no aparecen en la lista a continuación.

  • Digitálicos (como la digoxina), especialmente si tiene niveles bajos de potasio
  • Ciertos antidepresivos, especialmente si está tomando diuréticos tiazídicos o de asa
  • Otros medicamentos para la hipertensión
  • Litio
  • Ciclosporina, especialmente si está tomando un diurético ahorrador de potasio

Hable con el médico sobre sus antecedentes médicos antes de comenzar a tomar un diurético. Deben considerarse los riesgos de tomar el medicamento frente a los beneficios. Los siguientes son factores que deben tomarse en cuenta al decidir si es aconsejable tomar un diurético.

  • Es alérgico a otros medicamentos.
  • Planea un embarazo, está embarazada o está amamantando a su bebé.
  • Es diabético. Los diuréticos tiazídicos y de asa pueden aumentar los niveles de azúcar en sangre.
  • Se deshidrata fácilmente.
  • Sufre de pancreatitis. Los diuréticos de asa pueden agravar esta enfermedad.
  • Sufre de problemas de riñón.
  • Sufre de lupus o tiene antecedentes de lupus. Los diuréticos tiazídicos pueden agravar esta enfermedad.
  • Sufre de gota o tiene un alto riesgo de padecer esta enfermedad, especialmente si el médico va a recetarle un diurético tiazídico.
  • Sufre de problemas menstruales. Los diuréticos ahorradores de potasio pueden agravar estos problemas.

Efectos secundarios:

No todos los efectos secundarios de los diuréticos aparecen en la lista a continuación. Consulte al médico si siente éstos u otros efectos secundarios.

Efectos secundarios comunes:

  • Debilidad
  • Calambres
  • Sarpullido
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Retortijones
  • Mareo o vahído
  • Dolor en las articulaciones

Efectos secundarios menos comunes:

  • Impotencia o disminución del deseo sexual

Efectos secundarios poco comunes:

  • Ritmo cardíaco anormal (arritmia)

Infórmele al médico inmediatamente si tiene alguno de estos efectos secundarios. No deje de tomar el medicamento a menos que el médico se lo indique. Si deja de tomar el medicamento sin antes consultar al médico, su estado de salud podría empeorar.

 

 

 

 

 

 

Revisión y corrección:

Dr. Otálora García Jesús Alejandro (médico cirujano)

Dra. Zerda Condori Arely Vianka (médico cirujano)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *